Cultura Olmeca y Síndrome de Down

Cuando Benjamín tenía poco de haber nacido una de sus maestras me comentó que en la cultura olmeca los niños con Síndrome de Down eran adorados como dioses de amor, yo hasta ese día no tenía idea, hace muchísisimos años fui al museo “La Venta” en Tabasco, y recuerdo bien la cabeza olmeca que ahí se encuentra, pero jamás pasó por mi cabeza la idea de que esa cabeza fuera la representación de una persona con Síndrome de Down.

cabeza_olmeca

Esta información me la encontré en la web y me pareció interesante:

“El ser más importante de La Venta no era Garra de Jaguar, su sacerdote-gobernador supremo, sino un adolescente “cara de niño”, que ya había presenciado diecinueve cambios de estación y vivía en un área apartada del conjunto residencial habitado por el propio Garra de Jaguar. El éxito de las festividades dependía de cómo este ente venerado soportara las ceremonias religiosas, pues la gran mayoría de ellos morían en la infancia. A los que exitosamente llegaban a una edad adulta, se les honraba con un retrato colosal en piedra. Individuos “cara de niño”, son niños con Síndrome de Down y otros relacionados con el mongolismo. Era sagrado entre los olmecas porque la propia naturaleza los escogía y les hacia únicos entre los demás individuos. Precioso Regalo, el baby-face actual de La Venta, fue parido por una señora ya grande en un centro secundario, a doce horas de viaje de La Venta. Su madre le nombró Precioso Regalo porque lo recibió de la naturaleza ya tarde en su vida.

sd_olmeca

Siendo un niño fuera de lo común, a los dos años ya manifestaba las características de un baby-face: cabeza alargada con suturas de cierre lento, cabello escaso y delgado, ojos almendrados con pliegues claramente mongoloides, mandíbula ancha, figura palatina, lengua grande, cuello corto y ancho, extremidades cortas y anchas, genitales subdesarrollados y una sola línea en las manos. No hablaba ni caminaba, y sólo su vieja madre entendía los gruñidos que emitía. Cuando se supo que era un baby-face de veras, un sacerdote y un asistente lo llevaron a una cueva en las lejanas montañas del oeste, donde lo sometieron a ritos de purificación, le perforaron el tabique o cartílago nasal y los lóbulos de las orejas y ciñeron su cabeza con tablitas de madera para darle la forma bulbosa exclusiva de los baby-face.

Para acentuar esta distinción, rasuraban sus cabezas y en algunos casos les ponían cascos protectores. Precioso Regalo se desarrolló bien. El sacerdote con el cual vivía lo entrenaba pacientemente, enseñándole a quedarse sentado e inmóvil por largos ratos, permanecer sentado y quieto mientras traía máscaras bucales y vestimentas pesadas, y soportar que le extrajeran sangre. Lo más doloroso y difícil de enseñarle era el uso prolongado de máscaras bucales en preparación para las ceremonias rituales. Estas máscaras le producían tanto dolor que para aliviarlo le daban bebidas de yerbas narcóticas. Un día, ya en su décimo año de vida, le vino a ver el sacerdote-gobernante de La Venta, pues el venerado baby-face de la capital había muerto de una herida producida por una ofrenda de sangre que nunca sanó.

Luego de dos semanas de observación lo llevaron a La Venta donde lo hicieron baby-face supremo, y empezaron a tallar su imagen para acompañar a los señores muertos en sus viajes de regreso al Corazón de la Montaña. Cuando finalmente llegó el gran día de las ceremonias de renovación y fertilidad, mucha gente hizo peregrinaciones para realizar sus ofrendas a cimas de montañas, cuevas y santuarios donde el agua brota de quietas montañas. En La Venta, antes que el sol saliera, los últimos nobles, después de largos ritos de purificación, terminaban sus ritos de sangramiento después de varios días de abstinencia sexual y de comida. Casi todos vestían sus mejores atuendos, maravillosos tocados, algunos con formas de animales, incrustados con brillantes piedras y plumas de colores; orejeras y colgantes de jade, serpentina y obsidiana, muchos en forma de flor o encisos con temas religiosos, otros de barro o madera, pintados”.

 

¿Te gusto?

9 Respuestas

Deja un Comentario