Mariana Leticia Casadei

Gracias a una de sus profesoras (Blanca Lidia Adamo) me enteré hoy del gran logro de esta chica que a sus escasos 16 años ya es la autora de un libro llamado “Arcoiris” en donde plasma las poesías escritas por ella misma. Enhorabuena por este gran logro!!

mariana

Les dejo la nota de una entrevista que le hizo el periódico El Liberal de Argentina a Mariana.

Palabras escritas desde alma 
Mariana Casadei se convirtió en un ejemplo para la sociedad. La niña que padece Síndrome de Down ya tiene su propio libro de poesías. Arco Iris es un compilado de versos escritos por ella.
 
 
Siempre hay algún amigo a quien decirle cuánto significa en nuestra vida, un juguete que nos inspira un momento de gratitud, una familia que necesita palabras de aliento. Los detalles que pueden pasar inadvertidos ante los ojos de cualquier persona, para Mariana Leticia Casadei son una buena excusa para volcar en el papel los sentimientos que éstos le despiertan. Esta adolescente de 16 años, que tiene síndrome de down, cumplió su sueño de editar Arco Iris, su primer libro de poesías, el cual incluye versos inspirados en las cosas que para ella contienen un valor especial.
Hoy, con muchas metas por cumplir, Mariana es la dueña de un combo de dones que la enriquecen como persona, y la animan a disfrutar de su suerte en cada momento.
“Cuando era más niña me gustaba escribir, tenía mi diario íntimo y le dedicaba muchas horas. Ahí me di cuenta de cuánto me gustaba hacer esto. Escribía cuando estaba triste, cuando estaba alegre, cuando sentía cosas raras. Me gusta mucho escribir sobre las personas. Cuando lo vi a mi libro sentí mucho orgullo, me dejó sin palabras”, dice entre feliz y emocionada.
Mariana comenzaba a inclinarse por la escritura cuando apenas cursaba sus primeros años de la primaria en el colegio La Asunción. Allí, si bien tenía una comunicación bastante fluida con sus compañeros y maestros, ella prefería escribir mensajecitos en papel para comentar alguna inquietud o simplemente para hacerles saber cuánto los quería. Y cada regalo que ella entregaba a sus amigos o familiares que cumplían años iba acompañado por una carta escrita por ella, en donde plasmaba sus sentimientos.

Una vida activa
Hoy, Mariana tiene sus días llenos de actividades, porque no sólo las poesías le ocupan su tiempo, sino que además realiza un taller de cerámicas, toma clase de danzas árabes y en unos días retomará sus horas de natación.
Pero para ella, no hay nada más importante que su “carrera de escritora”. Quizás por eso, como cuando era niña, siempre la acompaña un lápiz y un papel ente sus cosas, no vaya a ser que la inspiración la encuentre sin herramientas.
“Mariana tenía más de 40 poesías guardadas y vi que era una buena oportunidad para armar su libro. En mayo de este año comenzamos a trabajar duro para cumplir su sueño. Con ella compartía un aula taller adonde nos reuníamos tres veces por semana para darle forma a este proyecto. Allí además, intentaba marcarle su camino como escritora ya que trabajábamos con la lectura, hacíamos interpretación de textos y todo lo relacionado con esta área. Hasta que en septiembre dio fruto su labor. Aunque todavía no lo presentamos en sociedad, Mariana cuenta ya con su primer libro de autoría propia”, explica orgullosa, Blanca, su profesora.
Mientras Mariana celebra cada logro, su familia disfruta aún más. “Ella es una bendición en mi casa, cumplí paso a paso lo que me dijeron los profesionales y logré hacer de ella una persona llena de fuerza de voluntad, alegría y solidaridad. Siempre me decían que no le pusiera límites y ahora mi hija es un orgullo para todos nosotros. La vida me demostró que siempre se puede, así como ella dice siempre. Cuando a veces siente presión, Mariana se repite `siempre se puede´, de ahí que todos en casa aprendimos su lección”, comenta Mabel, su mamá.

Cumpliendo sueños
Mariana demostró que puede dar mucho más. En octubre, cuando su profesora fue invitada al certamen internacional CEN Ediciones organizado por el Centro de Escritores/as Nacionales, que se realizó en Córdoba, ella asistió a la reunión y fue el centro de atención de todos los escritores.
Tal fue su desenvolvimiento durante las reuniones que en el libro Centro de Escritores Nacionales, que se edita con las poesías ganadoras del evento, Mariana pudo incluir cuatro poesías suyas, que seguramente ya son conocidas a nivel nacional.

¿Te gusto?

4 Respuestas

Deja un Comentario