Porqué los padres deben jugar con sus hijos

En ocasiones el tiempo no es nuestro mejor aliado y dejamos para “después” el tiempo de juego con nuestros hijos, o quizá “sustituimos” de alguna forma éste tiempo con otras cosas (televisión, juguetes que el niño puede jugar solo, etc) pero el juego no es un simple capricho, sino una necesidad. El juego beneficia a nuestros hijos (con o sin discapacidad) y beneficia nuestra relación con ellos, acá algunos de estos beneficios: 

1. mejora y fortalece la relación afectiva entre padres e hijos.

2. Satisface las necesidades básicas de ejercicio físico

3. Es una vía excelente para expresar y realizar sus deseos

4. La imaginación del juego facilita el posicionamiento moral y maduración de ideas

5. Es un canal de expresión y descarga de sentimientos, positivos y negativos, ayudando al equilibrio emocional

6. Con los juegos de imitación está ensayando y ejercitándose para la vida de adulto (aprendiendo conceptos como responsabilidad, manejo de dinero, compras, etc) 

7. Importante mejora en la psicomotricidad (necesaria para actividades futuras como: lectura, escritura, cálculo, etc.)

8. Mejora la concepción de conceptos como arriba, abajo, atrás, adelante, etc. ; además de mejorar la coordinación y el equilibrio en algunos juegos de movimiento.

7. Cuando juega con otros niños y niñas se socializa y gesta sus futuras habilidades sociales

8. El juego es un canal para conocer los comportamientos del niño y así poder encauzar o premiar hábitos.  Es muy importante participar en el juego con ellos

9. Mejora la socialización e imaginación de los niños.

 

Para todos los niños el juego trae beneficios a su vida cotidiana, para los nuestros con necesidades educativas especiales aún más. Nuestros peques al jugar tienen la oportunidad de aprender y mejorar mediante la imitación, en ocasiones por las actividades de la vida diaria nos resulta un tanto cansado disponer de tiempo diariamente para jugar con ellos, pero si pensamos en los múltiples beneficios que a la larga nos traerán, estoy segura de que podremos disponer de al menos unos minutos al día para hacerlo.

¿Te gusto?

2 Respuestas

Deja un Comentario